Entrevista a Bodegas Viñas del Vero

En esta ocasión nos adentramos en la región de Somontano -provincia de Huesca- para hablar con José Ferrer, enólogo de Viñas del Vero; una de las mayores bodegas de España y sin duda todo un referente en tradición, calidad y mimo a sus cultivos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Imagen de Viñas del Vero con los Pirineos de fondo.

En primer lugar, ¿cuáles son las 3 características que definen su bodega?

José Ferrer, enólogo de Viñas del VeroViñas del Vero es una bodega que pretende elaborar los mejores vinos para el mercado global.

Vinos que gusten a todo el mundo, siguiendo las tendencias, pero partiendo del cultivo del viñedo adaptado a cada uno de ellos. Siempre siguiendo la vanguardia enfocada hacia el respeto por el medio ambiente y, por supuesto, por su propio viñedo.

En la actualidad dispone de un portfolio extenso con vinos monovarietales y de coupage resultado de ser la única bodega que cultiva las 15 variedades amparadas por el CRDO Somontano.

Además, estamos plenamente comprometidos con la RSC y con el territorio desde nuestra creación en 1986.

Desde entonces, nuestra misión ha sido apoyar el desarrollo socioeconómico de nuestra tierra, poniendo en valor su vino y abanderando la exportación del mismo.

Además, en Secastilla trabajamos un terroir único y conservamos una viticultura histórica que se remonta a la época de los romanos, 2.000 años atrás.

En este valle los suelos son pedregosos en laderas muy pronunciadas, con viento de tarde y un microclima especial, que hacen que la Garnacha tradicional esté super arraigada y nos dé una expresión única que viaja dentro de las botellas solo a aquellos lugares donde pueda ser valorada.

Para ello, siempre elaboramos respetando al máximo lo que cada año la cepa nos puede dar.

Desde su punto de vista, ¿qué condiciones debe reunir un buen vino?

Debe ser capaz de generar placer en el consumidor. Si es capaz de emocionarlo será un buen vino, de lo contrario, será solo un vino.

Hay quien piensa que hoy resulta suficiente con tener un buen enólogo para conseguir grandes vinos, ¿está de acuerdo?

No. El enólogo hace solo una parte del trabajo.

En realidad, lo más importante es saber interpretar el terruño y, a partir de ahí, saber el vino que se puede hacer y no el que se quiere hacer.

En ocasiones, esto no se cumple y se aprecia, siendo el resultado que el vino no gusta.

Con tanta I+D vinculada al mundo del vino, ¿se está perdiendo un poco la esencia de la creación?

No. La tecnología avanza y debemos aprovecharla para conocer más sobre la vid, la uva, el proceso, el vino, etc.

Bien utilizada, la tecnología nos puede ayudar también a crear, pero siempre desde el respeto, no pidiendo imposibles.

Bodega Viñas del Vero

Solo un 8% de los menores de 35 años bebe vino una vez al mes y el consumo ha caído por debajo de 20 litros por persona. ¿Qué estamos haciendo mal en España para promocionar el vino entre las nuevas generaciones?

Durante algunos años España ha sido el principal productor de vino del mundo en volumen.

Todavía no hemos conseguido transmitir a otras generaciones que España es un país de vino, que también vivimos del vino y que es un producto natural y nuestro.

Sencillamente, cada vez se están elaborando mejores vinos en España y hoy podemos tomar vinos exquisitos en cualquier región. Hace solo 20 años esto no podía afirmarse.

Decididamente, el trabajo dentro de las bodegas se está haciendo más que bien, pero fuera no, la comunicación no es apropiada.

Recomiéndenos un vino de su bodega y díganos por qué deberíamos probarlo.

Viñas del Vero Gewürztarminer, porque es diferente a todos los vinos elaborados en nuestro país.

Podría sorprenderos y pasar dos cosas: o lo odiareis u os convertiréis en adictos a él, pero, en cualquiera de los dos casos, lo recordaréis.

Secastilla porque no podéis dejar de probar una Garnacha de Norte que, además, fue el mejor vino de España según el International Wine Challenge.

¿Cuál es la parte más bonita de su trabajo?

Catar mis vinos con la gente y ver cómo disfrutan.

Sin esto, lo que hemos hecho antes no sirve para nada.

¿Cuáles son los retos más inmediatos y a futuro que tienen en su bodega?

El reto de Viñas del Vero es continuar ampliando su portfolio acorde a las necesidades del mercado.

En el caso de Secastilla, todo pasa por mimar los viñedos para conseguir que duren muchos más años, ser confidentes con ellos, saber entender qué necesitan las plantas y hacer que se encuentren lo más cómodas posibles.